lunes, octubre 11, 2004

Las ganas de verte

Te amo, te deseo y te tengo, aunque ahora me faltas, y mi cama te echa de menos. Y yo, ya imaginarás que no puedo por menos que añorarte si cuando te abrazo aún kisiera tenerte más cerca. Quiero sentirte cerca, a mi alrededor, dentro y fuera de mí, conmigo.
Muchas veces me he negado a creer en la existencia de amor, ahora no puedo sino callar o disculparme. El silencio y la mirada de disculpa se expresan en un gesto agradecido al aceptar mi posible error. Y creo que me estoy enamorando...
Me akompañan esta noche un cuenco de cereales, el tabaco y la coca-cola light de rigor, el maravilloso Canon en Re Mayor de Pachelbel y las ganas de verte.



Son tiempos difíciles para los soñadores

6 comentarios:

Lo que queda de Mel. dijo...

Son malos tiempos para la lírica. Pero creo que eso se refiere al menos a los dos últimos siglos.

Ramón dijo...

Mentiría si negara que yo también me estoy / me estás enamorando... (estoy en mi casa cogiendo ropa y cosas y he aprovechado para echar un vistacillo por aquí).

Azdumat dijo...

Malos tiempos para la lírica... qué cierto. En realidad son malos tiempos para demasiadas cosas. ¡Qué tiempos!

Lo que queda de Mel. dijo...

Peor para el lobo.
Mejor para el lagarto. Ten cuidado
los reptiles son mucho más antiguos
y saben mucho más.
xD

Un hombre sencillo dijo...

¿Crees que son tiempos difíciles para los soñadores?, cuanto más jodido, más necesidad de soñar, inventarse, luchar, amar, ...

enhorabuena por enamorarte (no lo creas, simplemente, afírmalo... ese apretar en el estómago cuando sabes de él es la clave), por recular, por alejarte del nihilismo que hay de fondo en todo esto...

que no, coño, que no, que hay que vivir, y soñar, y amar, y desear... que eso es vivir y sentir la vida dentro (y fuera).

De corazón, enhorabuena. Yo llevo tiempo sintiendo eso viviendo con ella y, si se acabara algún día, lo vivido ha merecido TANTO la pena...

(hmmm... y cómo Pachelbel y no Yann Tiersen???)

Azdumat dijo...

Gracias hombre sencillo (que no simple).
Supongo que es cierto, las dificultades nos dan pie a soñar más y más. Aunque creo que yo no necesito de complicaciones. Al fin y al cabo la vida es sueño y los sueños sueños son.
(Pachelbel porque ese famosísimo Cannon suyo es una de las melodías que más me llegan al alma, una de esas que te obligan a cerrar los ojos un instante y sentir que la música no entra en tí, sale de tí).