lunes, marzo 19, 2007

El día más especial del año

El día más especial del año despertó resacosa y con las lágrimas pegadas a las pestañas, agotada y con ganas de enterrarse entre las sábanas hasta que todo hubiera pasado. Sin embargo, y a su pesar, levantó la cabeza de la almohada y tras árduas luchas con las sábanas caminó el pasillo como si de un muerto viviente se tratase.
Limpióse las resecas lágrimas de la cara mirándose al espejo, qué inútil gesto mirarse una cara que nunca había cambiado, qué inútil pensar que va a hacerlo la mirada.
Debía preparar algo para la comida de aquel día, era importante celebrarlo, aunque ya se le habían quitado las ganas de celebrar nada, pero ya no era momento para lamentarse, era el momento de sonreir y poner cara de " todo va bien" e incluso cara de "qué feliz soy". Fingir era deporte más humano y el más prácticado.
Preparó un par de tonterías para sus familiares y, tras una comida un tanto absurda y la copa de rigor de después, se fue a su cuarto a buscar las palabras que ansiaba en la pantalla del ordenador, aunque como suele pasar no encontró nada que le quitase las ganas de llorar.
Y decían que era joven, que tenía toda la vida por delante y que nada debía evitar su felicidad tan pronto, como si todos los que decían eso no lo hubieran vivido, como si la edad fuera una excusa para no estar triste, para no torturarse por los aminos del destino que tanto duelen a veces.
Olvidó su cuerpo y lloró sin sentir las lágrimas irritando sus mejillas hasta el amanecer. Y durmió. Y despertó de nuevo sabiendo que en menos de un año la historia volvería a repetirse. Y no era una cuestión de sentirse mayor ni de verse envejecer ni mucho menos, tampoco por todo lo dejado atrás aunque lo recordaba amenudo, no, aquello era otra cosa, era sentir que daba igual el tiempo que pasase, todo seguía igual y ella tan vacía, tan llena de nada... Tal vez de recuerdos de los días más especiales del año...

2 comentarios:

Zuviëh dijo...

Ese tipo de días son especialmente horroroso, especialmente "ese tipo". :P

Mangus dijo...

Esos dias especiales sueles pasarlos algo mal...recuerdo que mis 2 ultimos dias especiales las pasé bastante canutas...

aun asi y sin poder evitarlo tienes que buscar ese resquicio de vida ke te pueda hacer levantar la cabeza, y si ello es la pantalla de un ordenador pos creete lo que te dice porque lo mas seguro sea verdad...

No Desesperes, la vida pasa y en estos dias es cuando mas lo compruebas, pero no deberias lamentarte por ello, sino sacarle mas jugo de lo que tiene...

Besos y a kuidarse dos patitos :P

P.D.:lo siento por estar tan ausente...