lunes, noviembre 03, 2008

Ayer

Despertar de sábado, quizás de domingo, despertar de resaca, de noche sin conciencia, de mirarte al espejo sin verte detrás de las legañas y el maquillaje corrido. Despertar del sueño buscándolo a tu lado, deseando abrazarlo, ignorando el dolor de cabeza y la arcada en la garganta. Un despertar de esos que te empujan de nuevo al sueño por buscar la esperanza en algún rincón del subconsciente.

Y te lamentas, porque la resaca es consecuencia de un ayer, es como una marca que se queda en tu cuerpo para recordarte lo que no debiste hacer, aunque a veces no recuerdes lo que era.

Pero ayer ya ha quedado atrás, e intentas negarte a ti mismo que eras así, que eres así. Has borrado tu pasado tantas veces que a menudo olvidas que exististe en otro tiempo, en otro espacio, que fuiste feliz y que lloraste cientos de veces. Olvidas que sentiste con toda la pasión de tu alma, olvidas que amabas y que te amaban, pero claro, eso fue ayer...

2 comentarios:

Un estertor dijo...

El maquillaje corrido, lo dice todo. xDDD

Perdón por la impertinencia y decir que la resacas retroactivas son las más llevaderas.

Saludos y esas cosas que se dicen.

Rose Kavalah dijo...

Contra la resaca...
umm, contra la resaca...

¡mierda! aún no he encontrado nada contra la resaca