lunes, octubre 17, 2005

Lo que me guardé dentro

Me abriría el pecho para arrancarme el alma y entregártela. Con mis dedos aún manchados de sangre la pondría en tus manos, temblorosa, susurrándote en mi último aliento las palabras que me guardé dentro, temerosa, como siempre.
Vomitaría mi pasado en la cara de todos aquellos que hacen daño, en la de todos los que no creyeron en mí, vomitando las palabras que me guardé dentro, temerosa, como siempre.
Ahora sólo me guardo los miedos, ante tí mi alma desnuda, visceral, descubierta al mundo, sin coraza tras las que esconderla, sin engaños ni mentiras. Sólo mi alma, sólo tuya.

10 comentarios:

Mangus dijo...

tetrika, llena de amor y de odio...rozas muchos polos opuestos...kiza eso te haga ser unika...

simplemente bueno,por no decir ke roza la perfeccion,

el texto te define bastante bien...y kuida de entregar tu korazon a kien mas desees en este planeta ;)

Tastavins dijo...

Casi mejor que te entreguen los demás el suyo, que hay gente que se dedica a coleccionarlos ;) Sigo pensando que lo que escribes tiene mucha fuerza y pasión, sigue así.

Siddhartta dijo...

Guau!!! Me ha encantado, de verdad, sin palabras!!!

RefugioInterior77 dijo...

Una vez más te superas. Felicidades cielo por el don que tienes y es más que evidente...

rageus dijo...

¬¬ veo con gusto.. cada dia tienes mas fans...

me gusto este en lo personal... esa sensasion de cerrarse al mundo y abrirse asi mismo... abrir hacia dentro...

...

salutes!

Uno que mira dijo...

No te guardes los miedos. Si vas a darte, date entera.

Southmac dijo...

Esto es bueno, intenso y duro. Me encanta.

sean dijo...

quien no busca lagrimas de barro y finales de cuentos felices?

...

aunque aveces se respira un aire que es como ceniza en la garganta...

(gracias Juani)

sean dijo...

... y kien no kiere ser kerido?

...si algunas veces por kerer ke te kieran akabas herido...

Stand by dijo...

...no me gusta la idea de que entregues tu alma... guárdatela, anda... a saber qué uso harán de ella y... no te imagino desalmada, sabes?