viernes, diciembre 31, 2004

Mmm...

"Mmm..." dijiste (o gemiste) mientras acercaba mi respiración a la tuya. Intentabas acercarte, yo me alejaba y volvía a tí con arrebatos. Me detuve, te detuve, justo cuando empezabamos a quitarnos los estorbos, entonces te miré a los ojos. Me miraste, confundido.
Respirábamos con la intensidad que la lujuria marcaba, tan cerca el uno del otro que apenas nos llegaba el aire.
Dí a mi mano independencia y poder para hacer lo que gustara y fue ella quien decidió meterse bajo tu ropa lentamente, acariciando y sintiendo cada micrómetro de tu físico encantador, subiendo por tu pecho tan despacio como la pasión contenida le permitía, al tiempo que mi otra mano, envidiosa de la primera tomó rumbo hacia tu pelo y tu nuca. "Mmm..." dijiste (o gemiste) y la segunda mano, excitada e impaciente tomo tu cuello con fuerza y lo atrajo a mis labios que, incontenibles, se abrieron para acoger la fina piel de tu cuello y se apartaron para dar paso a mi lengua y a mis dientes.
Gemías, tu respiración se hacía más intensa y yo sentía como te costaba ya retenerte. Aparté mis labios con no poco esfuerzo y comencé a desnudarte mientras tú hacías lo propio. Sin remedio, ambos pechos se unieron y el calor invadió nuestros cuerpos. Tus labios besaron mi cuello y mis hombros mientras me agarrabas por la cintura firmemente.
De nuevo, me separé de tí despacio para seguir apartando estorbos a nuestros cuerpos y, una vez liberados, dejamos hacer a nuestra pasión.
Te tumbé bajo mí, entre mis piernas, y con las manos apoyadas en tu pecho te hice saber que era mi momento.
Inicié el recorrido de tu cuerpo con las yemas de los dedos, acariciando tenuemente el contorno de tus fibras. Continué con las manos para dar paso a mi boca que, hambrienta y sedienta de tí, te besaba, mordía y lamía incansable.
Regresé a tus labios con los mios (los de arriba) y separé las piernas dejándome resbalar poco a poco sobre tí. Tomaste mi cuerpo entre tus brazos atrayéndome y acercaste tu boca hacia mi pecho. Tu lengua lamía mis excitados pezones que de vez en cuando mordisqueabas levemente. Me dejé caer a tu lado y me recorriste entera terminando por separar mis piernas y adentrar tu lengua entre mis labios (los inferiores). Me retorcía y te imploraba seguir hasta el orgasmo que se acercó entre gemidos y se fue con un sonoro grito. Me derrumbé en el lecho un instante mientras volvías a mi lado para besarme.
En poco tiempo recuperé el aliento para dedicarlo a la dureza que me reclamaba entre tus piernas y me entregué a ella mientras acariciaba el interior de tus muslos. Pero me sentía vacía, de modo que ascendí lentamente con las manos en tu espalda y al alcanzar la altura deseada separé las piernas y clavé las uñas en tus hombros mientras tú te clavabas en mí.
Follamos incansablemente hasta que el sol nos descubrió cuando, en un orgasmo indecible aullé como una loba a su luna y me di cuenta de que no estaba allí.

10 comentarios:

Lo que queda de Mel. dijo...

Como dijo en una ocasión el gran Alejandro Magno, tú sigue así, verás xDD

Ramón dijo...

Uhm... Curioso, curioso...

Por cierto, no sé si sabrás que coincides en finalización bloggera de año con nuestro querido impresentable (dato a tener en cuenta, aunque no sea esa la curiosidad que antes manifestaba).

Feliz 2005. Que folles mucho.

Stand by dijo...

Poniéndonos a tono, pues claro. Y lo dicho, que follemos mucho.

Lo que queda de Mel. dijo...

xDD Haré todo lo que esté en mi mano xDDDD

Southmac dijo...

Mmm... me ha gustado mucho esta coincidencia de proyectos de fin de año. Vamos bien, vamos bien sin duda, jajaja.

Un beso nada casto para ti, Azdumat, para que los estertores del 2004 se conviertan en las convulsiones de placer de 2005!

Azdumat dijo...

Melmoth querido, empiezo a pensar que podrías resultar peligroso... por fortuna para tí me encanta el riesgo.

TxaNGoR, espero que curioso sea para tí un calificativo positivo ;P Respecto a la coincidencia... Conste que yo lo escribí primero!!!

Stand By, espero que en este año tengas buenas folladas xD

Southmac, qué decirte, interesante la coincidencia. Otro beso nada casto para tí, el tuyo me lo guardo en el bolsillo. Te mando mis mejores deseos ;)

Southmac dijo...

Hostias, cambio de diseño (para empezar el año)...

Joder, me temo que no es mi electro. Yo estoy en desfribilación desde hace mucho, mucho tiempo.

(y entonces asomó el colmillo levemente humedecido de sangre NO inocente)

Naia dijo...

Yo no encuentro mejor manera de velar la muerte del 2004 y festejar el ancimiento del 2005.

Delicioso post, y yo sin saber de este blog todo este tiempo...

Besitos

Anónimo dijo...

Bello, muy bello.

La hermosura de tu escritura ...
se transmite a través de la bravura
... de tu letrasss.

Sin nombre, i cant be bother :oP

Azdumat dijo...

Gracias Naia, sabes que a mi también me encanta tu blog ;)
Anónimo, me siento halagada por ese comment. Me alegra que te guste como escribo, no sabes cuanto ;)