viernes, julio 08, 2005

Carta desde mi celda

Anoche no viniste a la sala a darme la mano en silencio mientras hablamos con la mirada para que nadie sepa lo que decimos. Te eché tanto de menos que no quise cenar y me quedé con la vista clavada en la puerta, deseando que aparecieras, pero no lo hiciste. Anoche no pude dormir mirando a la Luna, necesitaba tu aliento, justo antes del beso de buenas noches.
¿Recuerdas cuando nos conocimos? Yo era "la nueva". Entré acompañada por M. que me ofreció asiento cerca de donde tú estabas, acompañado pero solo. Fijaste tus ojos en los mios ¿Recuerdas eso? ¿Recuerdas cuando nos miramos a los ojos por primera vez y nos dijimos algo? Te dije que tenía miedo, tú juraste protegerme y me ofreciste la mano. Desde entonces nuestras miradas y nuestras manos se han unido cada día. Hasta ayer.
Hoy volviste a faltarme y le pregunté a M. por tí. Me dijo que estabas enfermo en la cama, y yo quise ir a verte pero M. me detuvo con un "no creo que quiera ver a nadie", yo me dí la vuelta segura de mí y pregunté si no habías dicho que querías verme, al fin y al cabo era yo. M. me miró sorprendida y respondió: "No habla desde hace 2 años".
¿Sabes? Nunca me había dado cuenta, me bastaban tus miradas y tus caricias para saberlo todo. Tal vez toda esta gente tenga razón y en realidad estamos locos y por eso imaginamos que podemos comunicarnos así. No me importa si sólo lo imagino, me gusta tu mirada.

Recupérate y vuelve pronto.

Te quiere... Sara



















NOTA: Por si alguien lo está pensando, ni la historia es real ni me llamo Sara.


10 comentarios:

Stand by dijo...

Este tiene que gustarte, niña, por cojones ;-)
Que se recupere...

Siddhartta dijo...

Las mejores cosas del mundo, se dicen con la mirada y los propios gestos, cuando se oyen, al menos para mi, la mayoria de ellas pierden gran parte de su significado y valor...

Muaksssssss

Retrato de Dorian Gray dijo...

Precioso artículo...
Encantado de haberla conocido.
Me obligas a regresar.

XMala dijo...

Manuel y yo ayer nos despertamos casi a la vez. Yo estaba pensando en Marruecos y en el viaje que me gustaría hacer en septiembre. Cuando nos dimos los buenos días le conté los planes que había hecho en mi cabeza. Manuel rió y me dijo que otra vez nos había pasado; otra vez volvíamos a tener los mismos pensamientos....

Nepomuk dijo...

¿Un hombre que no habla? por Jehová...¡¡no lo dejes escapar!!

Amélie Poulain dijo...

Me encanta este post. Por muchas razones.

Azdumat dijo...

Jaja Stand by, ni él ni Sara existen, es sólo una carta, una historia ficticia. Aunque sí me gustaría encontrar a alguien con quien pudiera guardar silencio sin más.

Siddharta, creo que depende de cómo se oigan. A veces también, necesitamos oir unas palabras, claro que esas palabras necesitan la mirada y los gestos adecuados ;)

Encantada de recibirte por aquí Pow. Me alegra que te guste esto.

xmala, eso es muy bonito, no pierdas a manuel.

Has dicho Jehová!!! Hereje!!! A lapidarleee xD

Vaya, Amélie, podría conocer alguna de ellas?

Time Symmetry dijo...

Silencio... hasta el silencio es música. Aunque la mitad de este pais no sepa apreciar lo bueno de ambas cosas.
"Si puedes compartir el silencio durante un puto minuto, es que has encontrado a alguien especial". Mia Wallace Dixit (Pulp Fiction)

Azdumat dijo...

Silencio Pulp Fiction... ahí me has tocao ;)

lulamy dijo...

Pero un silencio incómodo también se puede tocar...
Es bonito, pero a mi me gusta llenar las visitas de palabras. Los silencios me dejan sola.
Beso