lunes, enero 16, 2006

Parte de mí

Recorrió largo tiempo en su reloj.
Peleó para ser lo que es hoy.
Luchador, testarudo y cómo no
cariñoso y tierno como yo.
Sin pensar me enseñaba a reaccionar
al calor de su lumbre y su voz.
Un bastón le ayudaba a caminar,
pero él era duro como yo.

Y el camino acabó.
Su mirada dulce y gris voló.

Y su luz se apagó como la llama
del candil que hace tiempo ardió.
Y su voz susurraba y susurraba
"liberadme de todo el dolor".

Una vez de pequeño me cantó
la canción que de niño aprendió.
Carcajadas comenzaron a sonar,
porque él era alegre como yo.

Y él nos dijo adios.
Va a reunirse pronto con su dios.

Y su luz se apagó como la llama
del candil que hace tiempo ardió.
Y su voz susurraba y susurraba
"liberadme de todo el dolor".

Y él nos dijo adios.
Va a reunirse pronto con su dios.

Y su luz se apagó como la llama
del candil que hace tiempo ardió.
Y su voz susurraba y susurraba
"liberadme de todo el dolor,
quiero terminar con el dolor,
liberadme de todo el dolor,
quiero terminar con el dolor".

Letra y música: Leo Jiménez (Saratoga)


Hoy sólo espero que no sufras, que te vayas en paz y sabiendo que te queremos, que te quiero, que jamás vamos a olvidarte.
Sé que a Alicia le duele el que ya no vayas a estar en su boda, se que a Juli y a papá les duele perder a su padre, Victor y Vitín no pueden retener las lágrimas y hacerse los hombres y mi abuela se agarra a tu mano con la esperanza de que de un momento a otro se la agarres como ayer mismo me hacías a mí, apretándome la mano con fuerza. Ayer estabas tan bien...
Ayer te decía Juli que yo tenía novio y yo te decía lo bueno que era y sonreías y hablabas mucho más de lo que lo has hecho últimamente. Y ahora... ahora ya no conoceras a M. ni él a tí, y nunca entenderá que eres y serás una de las personas más importantes de mi vida. Que nunca olvidare las tardes de sábado escuchando historias de tu pueblo en Galicia o de tus viajes a Brasil, sentada en tus rodillas... . Por eso te dedico esta canción, este sábado en el concierto lloré cuando la tocaron, a tí sólo te dije que me acordé de tí. Me hubiera gustado que la hubieras escuchado, ahora es tarde, ya no despertarás del coma...
Te voy a echar de menos, te quiero

8 comentarios:

La caja de Pandora dijo...

Muy bonito, Azdu. Ánimo, que el dolor pasa y perduran los buenos recuerdos.

Un besazo

Dora

Milo dijo...

Animo, apoyate en tu gente. Un beso enorme.

Uno que mira dijo...

"[...]Tal vez sea por esto
que pensar en alguien
se parece a salvarlo"

—Roberto Juarroz—



(No sé bien qué decirte Azdu. Duro y tierno como tú, su sangre es tu sangre de algún modo. Mientras tu persistas el persiste. Mientras tú camines el camina. Y sabes que su vida no fue en balde. Sabes donde estoy. Un beso)

Ask. dijo...

No soy yo la persona más indicada para dar ánimo, pero me tienes cuando necesites. Ya lo sabes, cielo.
"...todo arde si le aplicas la chispa adecuada..."

Stand by dijo...

...no sé decir ni hacer... sólo sentirlo... y lo siento, mucho...

Ask. dijo...

Sigo teniéndote muy presente, aún todas las movidas, que cada vez son más. Ojalá pudiera saber como curarte este dolor... pero tú sabes que eso es imposible. Es una parte más que superar en la vida. Se supone que seguir madurando... la verdad es que es una mierda y me siento impotente, de no poder viajar a otro mundo y robar la pócima para secarte las lágrimas. Por lo menos ya sabes, lo de siempre, estoy aquí cielo bonito!

tormentadeletras dijo...

duendecita:

solo un A B R A Z O ,,,,lo bastante grande para que te alcance!

desde el sur.....
brissitasssssssssss

Azdumat dijo...

Gracias Dora por ser casi casi como mi hermana mayor de la blogsfera.

Gracias Milo porque tú nunca me has fallado, porque eres parte de mi gente, prometo ir a veros cuando acabe los examenes y todo haya acabado.

Gracias Uno porque siempre tienes las palabras para hacerme sonreir, aunque sea entre lágrimas.

Gracias Ask. por poner la chispa en el momento que la necesito, por preocuparte y estar aquí cuando te necesitas más contigo.

Gracias stand by por decir las cosas aunque no sepas qué decir.

Gracias Tormenta por tu abrazo y por tu brisa cálida.

Gracias a todos, gracias de veras, por ser y por estar.