lunes, junio 26, 2006

Tengo algo entre los dientes

Creo que las palabras que me trago me engordan hasta que me veo obligada a vomitarlas sobre el papel y entonces es cuando sucede que de pronto me siento aún más llena de nada.
A veces me olvido de que hay mundo, me olvido de que existo en él y de que hay algo alrededor que debería tener en cuenta. Pongo la música en el coche alta, muy alta, para gritar sin escuchar mi propia voz, escucho la voz, escucho la música, me acuerdo de tanto...
La luz roja me obliga a detenerme junto a una furgoneta llena de gente. Sigo cantando a gritos, que le den al mundo. Pero en la furgoneta hay una niña que baila y sonríe, y todos sonríen cuando la luz vuelve a ser verde y les despido, mientras aquella niña sonriente grita "me gusta como cantas" mientras se aleja por la otra calle, y por un segundo me lo creo y soy feliz, sólo hasta que alguien me roba mi sueño bajándome de las nubes a empujones y patadas. Entonces trago de nuevo y aguanto mis ganas hasta la noche y la vuelta a casa, hasta que vomito sobre el papel palabras ya masticadas y me doy cuenta de que tengo algo entre los dientes, un cachito de nada, un jirón de mi alma arrancado de mis sueños a empujones y patadas.

2 comentarios:

Mangus dijo...

Aveces tienes esa necesidad de evadirte de todo, de pegar un volantazo y salirte de tu carril.

Pero debes escuchar a esa niña, porque no le puedes quiar la razon, y ese alguien puere empujarte y patearte todo lo que quiera, que su acto siempre sera mas irracional que el de la niña.

Todos tenemos un papel en esta vida, y todos "vomitamos", "escupimos" o "le pegamos". es lo mas normal del mundo, pues a veces solo tenemos ese cacho de papel al que vomitar, pero ten en cuenta que el mundo lo puedes olvidar por momentos, y en ese mundo hay gente que pueda apoyarte mas que un trozo de papel. Besos y cuidateme

nombre_falso dijo...

Vomitar palabras? En todo caso será como comer del revés, porque expulsando palabras nos alimentamos. Y siempre nos quedamos con hambre para decir dos palabras más.