lunes, junio 20, 2005

Noches de Peepshow

La Luna (ay, mi Luna...) en ocasiones se torna roja y la noche se convierte en un Peepshow de almas desnudándose. Mientras, aquí abajo, unos dejan ver sus vergüenzas entre palabras; otros nos dedicamos a tocar con la mirada lo que las manos no se atreven, lo que el espacio-tiempo nos deja tan cerca pero el miedo quita de nuestro alcance.
Me alivia mirar la Luna...


2 comentarios:

Una hija de puta con clase dijo...

Lo importante, lo verdaderamente importante, es conocerse a uno mismo y tú te conoces a la perfección, por lo que leo. Ahora sólo acéptate.

Telemako dijo...

Es todo culpa de esa maldita luna...