jueves, agosto 19, 2004

Genios...

Dalí, Dalí y el corazón, Dalí y yo. Dalí y su lokura... Dalí, no estaba loko a pesar de las numerosas conjeturas, Dalí era un personaje extravagante con una mente increíblemente lúcida. Dalí fue un genio de todos los tiempos. Deleitóse mi vista con Dalí, más tarde deleité mi paladar con el ya famoso bocadillo de calamares, eso sí, con ali oli (kurioso nombre, siempre lo he pensado), entrar en el coche y poner un buen CD de músika, llegar a casa y sentir el olor de mi hogar, entrar a mi cuarto y abrazar a Drak (mi nuevo peluxe, un cerdito) recibir una llamada y deleitar con ella el alma... Mmm los sentidos... Amo a Dalí, es un genio; le odio, nunka podría igualarme a su talento... Que envidia me dan los genios cuando yo a su lado soy solo polvo. Cuánto envidio a Dalí, a Leonardo Da Vinci, Goya, Velázquez, Miguel Ángel, Gauguin, Van Gogh, Millet, Millais... cuantos genios... Cuánto a mi amado Bécquer, o a Shakespeare, a Machado (sobre todo a Antonio), a Galdós, a Tolkien, a Pratchet, a Anne Rice... Cuánto cuando veo en mi obra nada a su lado... Polvo...



Pero aquí sigo...

2 comentarios:

Lo que queda de Mel. dijo...

Alium, del latín, ajo, y olium, del latín también - claro - aceite. El ali oli siempre me ha parecido una emulsión alquímica, y de hecho es tan vieja como celtiberia.
Y ahora que nos hemos ilustrado, ven aquí, que me toca explicarte deleites nuevos...

Azdumat dijo...

Gracias por ilustrarme, pero sigo diciendo q el nombre es gracioso y kurioso jeje
Y que otras cosas pretendes enseñarme?