jueves, septiembre 30, 2004

Cambios de Look

Anoche me dediqué a mí misma. A mi arte y mi reflexión. Esto es lo que ha quedado materialmente:

Tiempo ha quise cambiar de look, una piel más palida, una mirada vacía, un color de labios azulado, una pose estática y las venas más cortas.
Ahora crecen con más fuerza. El tiempo ha hecho de mi sangre algo más que eso. Ahora sé apreciar sangre y vida. Ahora sé valorar cada experiencia, buena o mala. Por fortuna, parece que me encuentro en una buena situación en este momento. Y son los instantes así los más propicios para la reflexión objetiva de la vida, para volver la vista atrás y encontrar consuelo en el presente por aquellos malos momentos. La esperanza es lo último que se pierde, porque aunque no se cumplan nuestros deseos, con el tiempo aprendemos a aceptar la derrota cuando no quedá más por lo que luchar (y sólo en caso de que la lucha ya no sirva de nada) y a mirar de nuevo hacia delante esperando un futuro mejor. Aunque el futuro, probablemente, no sea mejor ni peor, sólo distinto, y quedan muchos cambios por vivir como para quedarse en los malos.
El tiempo es el mejor amigo y el peor enemigo del ser humano, nosotros simplemente debemos aprender a apreciarlo tal como es, aprovechar cada instante, vivir cada momento y sentimiento. Porque si agachamos la cabeza y nos sumimos en la tristeza, jamás lograremos salir de ella.
Gracias vida por seguir siendo parte de mí, gracias muerte por concederme unos instantes. Aún me queda mucho por vivir.



Saldré de las aguas oscuras, una y otra vez

1 comentario:

Ramón dijo...

Muy buena esa metáfora. Y bien por el post; me gusta. Últimamente estás de un reflexivo...

PD: ¡quiero saber qué es mi regalooo!
PD2: ahora mismo me pongo con los ejercicios de Física xD