martes, septiembre 21, 2004

Sin principio ni final

Todo tiene un principio y un final y yo no sé si empiezo o acabo, empiezo a terminar o acabo de comenzar. El caso es, niños y niñas, señoras y señores, damas y caballeros, que entre recuerdos de principios y finales, acabo lo empezado y comienzan nuevos tiempos. ¿Tiempos mejores? Quien sabe. Dicen que cualquier tiempo pasado fue mejor, no lo creo. Cualquier tiempo pasado es pasado y puede ser distinto pero nada más. Y ando y me caigo y me vuelvo a levantar, me caí un día del cielo y nunca he vuelto a volar, hasta que encontré en mi camino alguien con quien caminar y, pasito a pasito, abro mis alas al viento, parece que ahora podré alzar el vuelo de nuevo.



La luz al final del camino

3 comentarios:

Ramón dijo...

Yo tampoco estoy de acuerdo con eso de que cualquier tiempo pasado fue mejor. No se si es que tengo mucha suerte, pero cada vez que un año termina me doy cuenta de que ha sido mejor que el anterior (además, como no tengo infancia según algunas, pues... xD)

Bluesman de la triste figura dijo...

Cualquier tiempo pasado fué mejor ... esa típica afirmación encierra demasiado derrotismo y cobardía a la hora de afrontar un día a día. Pienso que lo mejor siempre está por llegar y que al menos así debe actuar uno, no rindiéndose a lo fácil: a vivir de las rentas de recuerdos de tiempos pasados.

Alguien comentó, no sé si con estas palabras, que quien vive del pasado no tiene presente ni futuro. Cada vez comparto más ese pensamiento.

Azdumat dijo...

Es sin embargo el pasado el que nos ha hecho tal como somos... Aunque no se debe vivir del rekuerdo, no se debe olvidar.
A veces la memoria nos engaña.