jueves, septiembre 16, 2004

Los payasos también lloran... y se les corre el maquillaje

El tiempo y el espacio son el gran problema de la humanidad, y son, hoy por hoy, mi motivo para llorar.
Tanta ciencia y tanto científico, ¿y de qué sirve todo? La ciencia no me ayuda a ser feliz pues no solucionan mi problema. Creen, entonces, señores científicos, uno de esos fabulosos transportadores de moléculas, una máquina del tiempo, unas pastillas para eliminar la tristeza sin volver al mundo unos zombis que solo se mueven por inercia.
Quisiera, tan sólo quisiera tenerte a mi lado y no soñarlo tanto. Quisiera ser feliz con lo que tengo y sin lo que no tengo. Quisiera...



Y se me clavan las agujas del reloj

3 comentarios:

Ramón dijo...

La ciencia, ciencia es, y no hace milagros. Pero, en parte, llevas razón. Cuando acabe teleco, seguro que hago mayor bien al mundo tocando una canción que construyendo dios sabe qué chorrada que vale para poco o nada, que mejorará otra chorrada anterior que valía para aún menos que la nueva...

Ramón dijo...

P.D: Por supuesto, siendo algo salido de teleco, las dos chorradas tendrán un montón de fallos que casi se equipararán a sus ventajas y, seguramente, la segunda tenga aún más que la primera (nunca segundas versiones fueron buenas; véase Windows desde que nació).

Glamdirg dijo...

Hum?? Pastillas para la felicidad,deberiais ver una peli que se llama Equilibrium.

"No hay mayor invento que no inventar,no hay mayor inventor que el nunca llego a pensar", no se quien lo dijo.