miércoles, noviembre 24, 2004

Ella

-¿La viste anoche?
-No me fijé en ella pero creo que andaba por ahí.
-¿Crees? ¿Por ahí? ¿Esque te da igual?
-Sí, hace tiempo hicimos un pacto: Yo no huiré de ella pero ella me dará tiempo.
-¿Cómo? ¿Y crees en su palabra?
-Sí, no veo porque no, si ella me traiciona yo también lo haré.
-¿Cómo puedes estar tan tranquila? Tú no podrás con ella. La teme todo el mundo y cuando la temen será por algo.
-No tengo por qué hacer caso al mundo.
-Estás loca.
-Tal vez. Pero entonces tú, tan racional, deberías saber que la cordura la perdí el mismo día que os encontré a tí y a ella.



Ella es...

3 comentarios:

Ramón dijo...

La Coca-Cola te debió hacer efecto bien, porque vaya ganas de escribir a esas horas. Y sobre lo escrito... muy evidente, ¿no? ¿Realmente se refiere a lo que parece?

Azdumat dijo...

Realmente importa el tiempo? Si es tan evidente como dices supongo q realmente me refiero a lo que parece. Tampoko keria okultarlo.

Ramón dijo...

Sólo preguntaba por si había, además, algún otro sentido además del evidente; no por que lo sea tiene menos mérito, me gusta, y me gusta la última frase.