viernes, marzo 25, 2005

Sentirte

Mírame, con esos ojos que más que mirar desean, con esa mirada tan absolutamente cierta. Mírame y dime con tus besos cuánto más quieres de mí. Bésame, y apiadate de mis labios que si vuelven a probar tu piel perderán la poca cordura que tuvieron.
Pero déjame volverme loca cuando tus manos recorran mis curvas, cuando tu lengua acaricie mi cuello, cuando agite mi pecho. Permíteme la falta de cordura cuando tu pelo acaricie mis muslos abiertos. Perdona mi lunatismo cuando sienta tu calor entre mis piernas, cuando me falten las manos para mantenerte en mi regazo, para acercarte a mí y fundirme contigo en el fuego de nuestros sexos. Disculpa que pierda la cabeza al sentir que nuestra respiración y nuestros latidos se acompasan siguiendo el ritmo de nuestros cuerpos, hasta el final.
Y no se te ocurra abandonarme sin dejarme cerrar los ojos mientras siento cómo se calma poco a poco mi pecho bajo el tuyo. No te vayas sin permitirme escuchar la fuerza de tus latidos cuando apoyo mi cabeza en tu pecho. Y perdóname que no sepa resistirme a besarte, disculpa que no pueda soltarte sin antes haber buscado la forma de no hacerlo, para poder repetirte cada momento lo mucho que me gusta sentirte dentro.

12 comentarios:

Ramón dijo...

Poco .

Un hombre sencillo dijo...

Segurísimo de que, en ese caso, se aceptan tus disculpas!

Anónimo dijo...

Eres un aborto de Melmoz

Uno que mira dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Uno que mira dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Uno que mira dijo...

Miraré como quieres que mire tu juventud perfecta, pero no voy a tocarte ni siquiera un poro, no vaya a ser que emponzoñe de dudas esa afirmación completa de la vida que te nace del vientre.

Un día de estos, con tu franca explosión, vas a obligarme a derribar mis muros, y ya verás como te llamo para quitar escombros.

Azdumat dijo...

TxaNGoR, esque tengo muchos yos...

Eso parece hombre sencillo! jeje

Me lo tomaré como un cumplido querido anónimo...

Ay! Observador mío, me sorprenden siempre tus respuestas, siempre tan acertadas. Si te hago falta para quitar escombros o para lo que fuese estaré allí.

Fénix dijo...

Vaya niña, estamos tu y yo romanticas.
"Y perdóname que no sepa resistirme a besarte, disculpa que no pueda soltarte sin antes haber buscado la forma de no hacerlo, para poder repetirte cada momento lo mucho que me gusta sentirte dentro". Precioso,como siempre tus relatos son una maravilla.
Besossss

Erotismo dijo...

Lo primero que veo al entrar en tu blog es la canción de carla bruni en tu perfil... Eso dice ya mucho de ti, ya que las canciones francesas de ese estilo me fascinan... en especial Francoise Hardy. La conoces?

En cuanto a tus reflexiones, son sensuales... y son de los que debo leer 3 o 4 veces para redescubrir detalles nuevos.

Gracias!

Eros

La caja de Pandora dijo...

Más que romántica, yo diría apasionada y visceral. Muy sensual, Azdu. Está bien eso de perder la cabeza a veces.. por quién lo merezca, claro!! ;P

Besos

Dora

PD: En 99 casos de cada 100, el anonimato sirve solamente para que se sustraiga a toda responsabilidad quien no es capaz de justificar lo que dice (...). Frecuentemente sirve también para ocultar la oscuridad, insignificancia e incompetencia de quien así juzga...

Arthur Schopenhauer

Azdumat dijo...

Jeje sí fenix, si ejke el amor es lo q tiene... Me alegra que te guste :D
Un besazo!

Bienvenido Eros! Solo un comentario, Carla Bruni es italiana aunke kate en frances jeje lo cierto es q es una excepcion me gusta la musika en frances pero lo cierto es q se poko. Me alegra q descubras esos detalles, siempre es bueno releer un texto para descubrir las pekeñas cosas. Gracias a ti!

Dora, tienes razon aunke tiene tb un pokito de romanticismo pero como tu dices es mas bien pasional. Me encanta perder la cabeza! respecto al postdata no tengo más que decir, Schopenhauer ya lo ha dicho todo ;)
Un besiko

Bergeronnette dijo...

Pura sensualidad, ya me gustaría a mí, poder sentir el corazón de mi chico bajo mi cabeza, más veces de las que quisiera, snif ;)