viernes, marzo 04, 2005

Llorar porque sí

Me gusta llorar a veces sólo porque me apetece. Para limpiarme los ojos y el alma con lágrimas saladas. Enjuagarme la cara con la calma que resta tras la tormenta, y sonreír, por nada, porque me hace gracia verme llorar sin motivo.


Creo que se me salen las hormonas por los ojos...

7 comentarios:

Zlinx dijo...

A mí se me olvidó como se hacía eso...

Fénix dijo...

Esas lágrimas saladas también me gustan a mi, cuando llegan a la comisura de los labios y te envían el recuerdo de la calma hasta la última célula del cuerpo.
Y son más ricas las lágrimas que ruedan justo porque en ese momento ejercitas simplemente la emoción de la felicidad recién disfrutada.

tormentadeletras dijo...

y que bien se duerme,luego de esas lagrimas!!!!!!!!!!!!

un sueño ,super reparador!!!!!!!!

desde el sur

brisssitasssssssssssssssss

La caja de Pandora dijo...

A mí cada vez me cuesta más llorar. Generalmente me contengo, no se por qué, como si me avergonzara de ello, identificándolo con un signo de debilidad...
Aunque a veces se me saltan sin motivo alguno, como si tanta contención derramara el dique finalmente.

"Las lágrimas son siempre reveladoras del perfume interior de la esencia encerrada en el fracaso secreto."
Remy de Gourmont

Besos
Dora

diego dijo...

q rico es el desahogo

Azdumat dijo...

Zlinx, llorar es bueno a veces. Hubo un tiempo en que me era imposible y ahora me siento liberada cuando lo hago.

Fenix, tienes razón, gracias por un comment tan bonito.

Tormenta, es cierto que después de eso la calma te deja dormir mucho más tranquila.

Dora, supongo que son temporadas. Yo a veces lloro con nada y otras, por mucho que quiera me resulta imposible. Preciosa cita por cierto ;)

Y que lo digas D1ego.

Bergeronnette dijo...

Vaya, pues yo también lo hago a veces. Pero no es recomendable hacerlo durante mucho tiempo, porque se te quedan unas terribles bolsas bajo los ojos, que son duras de quitar.

Besos